Fútbol

Liga Santander 2020-21 – Jornada 25 – Real Sociedad

Gol de Vinicius Jr.
El del la Real obra de Portu.

No confundas la paciencia, coraje de la virtud, con la estúpida indolencia del que se da por vencido.

Mariano Aguiló (1825-1897) Poeta español.

Hola qué tal, cómo estás. Bienvenido una vez más a este rinconcito de madridismo. Creo que te lo comenté ya hace unas semanas a raíz del partido contra el Huesca: no hay más, para la bueno y para lo malo, estoy es lo que hay. Y a ello tenemos que agarrarnos.

Ganaremos algunos partidos, sacaremos toda la casta que llevamos dentro, ZZ acertará unas veces y se equivocará otras. Marco Asensio recordará durante unas milésimas de segundo al grandísimo jugador que fue (y al que seguimos esperando) y hasta es posible que Mariano haga algún gol ¿por qué no?

(www.realmadrid.com)

Pero al final, nos guste más o nos guste menos, creo que (y ojalá me equivoque) el fútbol nos pondrá …

En nuestro sitio

¿Y qué sitio es ése, te preguntarás? Pues el sitio de sufrir todos y cada uno de los minutos; de ver que el tremendo esfuerzo que hacen Modric y Kroos no se ve correspondido y de ver a Mendy cometer fallos en defensa que creíamos que estaban reservados para Marcelo (el gol de la Real es buen ejemplo).

(www.realmadrid.com)

Pero también el sitio de ver que, aunque sea con ese sufrimiento, sacaremos los partidos adelante, aunque sean a medias, como hoy. El sitio de ganar en la ida de la Champions fuera de casa y el de intentar asustar todo lo posible al líder de la Liga.

Porque hoy ha sido un buen ejemplo/resumen de esto que te digo: Kroos ha dado otra lección magistral sobre cómo hay que mover al equipo; Luka ha vuelto a dejarse hasta la última gota de sudor que le quedaba y Casemiro se ha aplicado en hacer buena esa doble versión de taponador de vías de agua y de rematador incansable.

(www.realmadrid.com)

Y, te lo digo en serio, para haber jugado con ocho jugadores y medio la primera parte, la cosa no ha estado tan mal. Hemos movido bien el balón y hemos tenido varias oportunidades que, siguiendo la tradición de esta año, hemos enviado al limbo de los justos … no fuera a ser que por una vez tuviésemos un partido tranquilo.

Eso sí, a la Real le han bastado 10 minutos de presión arriba (tampoco mucha, no te creas) al principio de la segunda parte para meternos un gol, hacernos un par de oportunidades claras más y dejarnos tiritando de frío. Ha sido entonces cuando Zidane ha caído en que no habíamos salido con once y ha introducido dos cambios y medio y así por lo menos ha equilibrado algo las cosas.

(www.realmadrid.com)

Y entonces ha resultado que de tanto ir el cántaro a la fuente (aunque el recipiente estuviera roto y la fuente seca) ha llegado el gol del empate. Para hacerlo más surrealista aún, resultó que el balón fue al lado contrario al que Vini quería ya que, por suerte, fue desviado por un contrario. Y así con alguna cuasi oportunidad más hemos llegado al final del partido.

¿Resultado merecido? Pues seguramente sí pero sinceramente creo que también lo habría sido la victoria y, si me apuras, incluso la derrota. ¿Insuficiente en las circunstancias actuales? Totalmente, si hay una manera de alcanzar al Atlético o, en el peor de los casos, mantener la segunda plaza (que es algo que se nos está olvidando), todo pasa por ganar los partidos que quedan (ya sabes, ninguna crónica sin su perogrullez).

En fin, no le demos más vueltas. Próxima parada el domingo a las 16:15 en el Wanda contra el Atlético. Capacidad tenemos tanto para salir con las dos orejas y el rabo como para acabar en la enfermería con una cornada de doble trayectoria. Si tienes claro qué es lo que va a pasar, ya sabes más que yo (que tampoco es tan difícil, dicho sea de paso). Por aquí te lo contaré. Nos leemos.

(www.realmadrid.com)

Categorías:Fútbol

Tagged as: , ,