Fútbol

Liga Santander 2022-23 – Jornada 4 – Real Betis Balompié

Goles de Vini y Rodrygo.
Canales para el Betis.

Quien no sabe bailar dice que los tambores no valen para nada.

Proverbio ganés

Hola, qué tal, cómo estás. Bienvenido una vez más a este pequeño rincón de madridismo. No hemos necesitado esperar a la Navidad para volver a casa, aunque esta espera se me ha antojado casi eterna. El caso es que hemos vuelto a un Bernabéu que, las cosas como son, está quedando bastante bien. Se atisban cosas (los enormes pasillos interiores, una autopista en palabas de mi compi Jesús, el recubrimiento, el techo retráctil, el cierre de la grada del gallinero) que tienen muy buena pinta. Seguiremos observando a ver en qué acaba todo.

Mientras tanto, hemos podido disfrutar hoy de un muy, pero que muy buen partido. El Betis sabe y quiere jugar al fútbol (se nota la mano de Pelegrini) y cuenta además con un jugador extraordinario que es capaz de mejorar cualquier pelota que llega a sus dominios: Sergio Canales. Qué futbolista, madre mía.

(www.realmadrid.com)

Muy bien los nuestros en general, con los lógicos altibajos de principio de temporada, pero con muy buen tono la mayor parte del partido. Muy bien Rodrygo en su vuelta que no se ha olvidado de marcar goles decisivos, bien Militao en la lucha cuerpo a cuerpo con Borja Iglesias, y alto nivel de Alaba tanto en el corte como en la construcción (excelente el pase del primer gol a Vini, que también ha estado a muy buen nivel).

Me ha gustado también Ceballos el tiempo que ha estado en la cancha. Pide más minutos, a ver si Carlo tiene a bien concedérselos. En definitiva, que más allá del resultado, hoy me he vuelto contento para casa. Por eso quería aprovechar para hablarte de una de las mayores milongas del fútbol actual …

El periodo de adaptación

Es la justificación universal a cualquier atisbo de bajo rendimiento en un jugador recién llegado a un equipo. Y es que, claro, los pobres tienen que adaptarse a todo: a la comida, a la ciudad, al idioma, al vestuario, a los periodistas, a los compañeros, al entrenador, al club, al peso de la camiseta, al calor, al frío, al agua del grifo, a acostarse tarde, a los indocumentados que opinan en televisión y radio y hasta al precio de la gasolina.

Como si en vez de irte a otro país a jugar al fútbol te fueras, qué sé yo, a buscar vida a Plutón y, de camino, tuvieses que convencer a un marciano para que te acompañara. No, lo siento, por ahí no paso. Como diría el bueno de Vujadin Boškov, «fútbol es fútbol» a lo que yo añadiría «aquí y en la China Popular«. Ese es el único idioma que hay que saber.

(www.realmadrid.com)

Cada vez que oigo a reputados periodistas, entendidos comentaristas o aficionados opositando a cuñao del año, hacer referencia a que tal o cual jugador necesita un periodo de adaptación, se me abren las carnes, de verdad te lo digo. Me sube tanto la bilirrubina que parezco el mejor amigo de Piolín.

Que no, que los futbolistas buenos no necesitan periodo de adaptación alguno más allá de aprenderse el camino desde su casa hasta el lugar de entrenamiento y tener claro cuál es su taquilla. No se necesita nada más. Bueno, sí, saber jugar al fútbol, pero eso ya se les presupone.

No sé si lo has adivinado ya, pero todo esto viene porque hoy me apetecía hablar de Tchouameni. Que si es el primer partido en el Bernabéu, que si la sombra de Casemiro es alargada, que si la presión del Betis, que si es muy joven, que si no tiene experiencia en un equipo grande; vamos, que aún tiene que adaptarse …. MI-LON-GAS.

(www.realmadrid.com)

El francés es un pedazo de futbolista que aúna fuerza, colocación, sentido del juego y sencillez en todo lo que hace. Vamos, que sabe jugar al fútbol el jodío. Cabeza alta, sabiendo en cada momento dónde están los compañeros, cero complicaciones en el pase, ahora toco en corto, ahora toco en largo, ahora corto el ataque contrario y ahora inicio el propio. Todo un lujo para un puesto de máxima responsabilidad. Y no ha puesto la guinda con un gol porque Rui Silva ha hecho la parada de la tarde.

Pasó lo mismo la temporada pasada con Alaba. Me acuerdo de una portada del Marca diciendo que nadie quería el 4 de Sergio Ramos … y ahí lo tienes: a los 5 minutos del primer partido que jugó ya era el puto amo de la defensa. Un buen jugador lo único que necesita son más buenos jugadores a su lado. En el fútbol polos del mismo signo se atraen, no se repelen.

Y hasta aquí mi sesudo, reposado, reflexivo y cerebral análisis sobre este tema. Próximamente más análisis sobre otras tontás que rodean el mundo del fútbol. Mientras llega ese momento, te recuerdo que la próxima semana vuelve la Champions. El primer partido de la fase de grupos lo jugaremos en Glasgow contra el Celtic el martes a las 21:00 horas. Todavía no se nos ha borrado de la retina la decimocuarta y ya estamos camino de la decimoquinta … purito Real Madrid. Por aquí te lo contaré. Nos leemos.

(www.realmadrid.com)

Categorías:Fútbol

Etiquetado como:,,

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s