Fútbol

Women’s Champions League 2021-22 – Fase de grupos – Partido 3 – PSG

Ten paciencia con todas las cosas, pero sobre todo contigo mismo.

San Francisco de Sales (1567-1622) Obispo y Doctor de la Iglesia.

Hola qué tal, cómo estás. Bienvenido una vez más a este rinconcito de madridismo que hoy se asoma a la Champions femenina siguiendo a las nuestras por su deambular europeo. Y lo primero que tengo que decirte es que estoy decepcionado, pero no por el resultado en sí, si no por las formas.

Y es que esta temporada que debía servir para asentar al equipo y seguir creciendo, se está convirtiendo en un caos en todos los sentidos. Caos que sobre todo provoca el míster con sus decisiones, la mayoría de las cuáles, no es que no comparta, es que ni siquiera las entiendo. Y es que, estimado David Aznar, ….

No se trata de eso, míster

Nadie en su sano juicio pretende que en su segundo año de vida el equipo gane Liga, Champions, Copa y cualquier competición que se nos ponga por delante. No es ése el objetivo a corto plazo, y si me apuras igual tampoco lo es al medio. Esto es una carrera de fondo, de muy largo fondo, y sinceramente creo que en el Club se opina lo mismo.

¿Qué es lo que hay que hacer entonces? ¿Para qué estamos aquí? Estamos, estimado coach, para ir creando un equipo que poco a poco vaya formándose, adquiriendo empaque, hechura e imagen. Para eso el año pasado se fichó a Maite, Cardona, Tere, Ivana, Olga o Misa. Y para eso han llegado este año Rocío, Esther, Athenea, Claudia o Nahikari. Talento, mucho talento, y juventud, mucha también.

(www.psg.fr)

Si en el club son conscientes de eso y, por tanto, hacen los fichajes con ese objetivo ¿por qué parece que usted va por libre? ¿por qué no parece haber forma humana de ver cómo se va construyendo un equipo? Si es que me cago en mi vida: el año pasado sí se hizo así, había un equipo reconocible que, con independencia de que las cosas salieran unas veces mejor que otras, sabía a qué jugaba y qué tenía que hacer … por eso se consiguió el resultado final que se consiguió.

Pero este año no hace usted más que dar bandazos, pareciera como si la posibilidad de tener una plantilla amplia y de calidad le hubiera venido grande. Debería usted comprender que los equipos grandes no se hacen a base de modificar las alineaciones y los planteamientos en función del rival, si no obligando a que sea el rival a que haga esos cambios. Y eso únicamente se consigue siendo uno mismo, sin reparar en el resto.

(@realmadridfem)

Es su función y su misión principal hacer equipo, y ya me perdonará, pero no lo está haciendo. Tomemos como ejemplo el partido de hoy. De entrada ¿a qué viene la suplencia de Misa? Que igual ella también habría recibido cuatro goles, pero no es esa la cuestión. Lo principal es que ella es una apuesta del club que, encima, ha demostrado con creces su tremenda valía y su formidable compromiso. ¿Por qué ya no le vale la portera menos goleada de la temporada pasada?

Sigamos con el planteamiento ultradefensivo que ha puesto en liza. A ver, que no hace falta ser la persona que más sabe de fútbol en la historia para tener claro que, a día de hoy, el PSG es superior a nosotras (no tanto como el marcador parece demostrar, también se lo digo) y que lo lógico y lo normal es que nos ganen nueve de cada diez partidos que juguemos.

Entonces, admitiendo eso, ¿no es mejor morir matando que recibir un guantazo tras otro mientras lo único que haces es secarte las lágrimas? Si nunca hemos jugado con cinco defensas ¿a qué viene jugar así ahora? ¿de verdad esperaba usted que le saliera bien la jugada? La defensa hoy ha sido un caos, justo es reconocerlo y no esconderlo.

(www.psg.fr)

Pero es que hay más ¿a que viene esa reticencia a poner a Maite y a Tere juntas? Tiene usted a dos centrocampistas de bandera, de las que mueven al equipo, tocan de primeras y siempre al sitio correcto, apoyan a la compañera, dan salida a la pelota, construyen jugadas y se aplican en tareas defensivas. Las une con Claudia y tiene un centro del campo de garantías. Insisto ¿a qué vienen esa reticencia? De verdad que no lo entiendo.

Tres cuartos de lo mismo pasa con Athenea. No está ni abajo, ni en el medio ni arriba. Hace que se desgaste en tareas defensivas en vez de liberarla y aprovechar su tremendo talento arriba. Tienes a una jugadora capaz de atravesar las defensas más duras como si fuera cuchillo en mantequilla y lo desaprovechas de esta manera. Y sobre lo de dejar sola a Esther como un Robinson Crusoe cualquiera … ya ni hablamos, pa’ que.

(@realmadridfem)

En resumen: que un partido que debíamos haber afrontado con un 100% de ilusión y con un 200% de ganas de seguir creciendo, lo hemos hecho con el doble objetivo de que, primero, nos hicieran el menos daño posible y, segundo, salir con la cabeza alta consiguiendo un resultado en contra ajustado que nos permitiera poder vender la moto de que tuvimos cerca sacar un resultado positivo. Pues ni una cosa ni la otra. La cobardía se termina pagando, y muy cara.

En fin, el sábado vuelve la Liga con el partido contra el Real Betis. Nuestra última visita a Sevilla no dejó buen sabor de boca, a ver si esta vez la cosa mejora. Como siempre, si hay tele, por aquí te lo contaré. Nos leemos. Paciencia, madridista, no queda otra. Sí, ya lo sé, consejos vendo …. En fin, es lo que hay.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s