Fútbol

Liga Santander 2020-21 – Jornada 34 – Osasuna

Goles de Militao y Casemiro

Sólo hay una cosa en el mundo peor que estar en boca de los demás, y es no estar en boca de nadie.

Oscar Wilde (1854-1900) Dramaturgo y novelista irlandés.

Hola qué tal, cómo estás. Bienvenido una vez más a este rinconcito de madridismo. Mira que nos han pasado cosas esta temporada, mira que hemos hecho partidos malos (también alguno bueno, las cosas como son), mira que nos hemos caído veces (las mismas que luego nos hemos levantado) … y resulta que al final ahí estamos: en la lucha por el título de Liga … otra vez más, añado.

(www.realmadrid.com)

En el partido de hoy hemos tenido concentrados en 90 minutos un perfecto resumen de lo que, hasta ahora, está siendo nuestra temporada. Buen juego sin acierto, falta acuciante de gol, bajones imperdonables, reacción del míster y goles del que menos te esperas. El de hoy ha sido un …

Deja vu

El caso es que comenzamos bien el partido. Dominando y yendo a por la victoria desde el primer minuto (algo que no habíamos hecho ni el el partido del Getafe ni en el del Betis). Fruto de ese dominio, y como no podía ser de otra forma, fueron una tras otra llegando las oportunidades … y una tras otra, para no perder la costumbre, las fuimos desaprovechando.

Y es que si algo es más que evidente este año es nuestra total, absoluta y preocupante falta de gol; hecho que se nota aún más el día que Benzema no está fino. Quédate con este dato porque es escalofriante: Karim lleva en Liga un total de 21 goles hasta el momento (chapeau para él) pero es que el segundo goleador del equipo es Casemiro con 6 goles.

Pero volvamos al partido de hoy. Estábamos en que la primera parte había sido bastante potable. A ver, no es lo mismo cuando Kroos o Modric no están sobre el campo (que ya era hora de que tuvieran un poco de descanso) pero, bueno, con un poquito de Hazard por aquí, alguna subida de Odriozola por su banda, remates de Militao por allá y llegadas de Casemiro, algo liberado de tareas defensivas gracias a la presencia de Antonio Blanco; pues íbamos más o menos en la buena dirección.

(www.realmadrid.com)

Sin embargo, llegó la segunda parte, cambiamos el menú y de repente pasamos de un plato bien servido y con fundamento a algo muy parecido a un bocadillo de polvorones: basto, difícil de masticar, repelente a la vista e imposible de aguantar más de dos mordiscos seguidos.

Con Marcelo desesperando al santo Job, Vinicius cabreando a María Santísima y Asensio haciendo no se sabe bien qué … pues qué quieres que te diga: la cosa pintaba mal. Pero, amigo, en eso llegó Zidane, mandó parar y se acabó el cachondeo.

Primero cambió a la dupla brasileña que zanganeaba por la banda izquierda por otra formada por Miguel Gutiérrez y Rodrygo. El canterano aportó frescura, ganas y llegadas hasta la línea de fondo y el brasiniño aportó algo fundamental: regate y tiro a puerta.

Con este poquito de sabia nueva y con la posterior entrada de Isco volvimos al menú de la primera parte que, sin ser una delicatessen suprema, sí que por lo menos era infinitamente más comestible que los polvorones con que los nuestros nos estaban obsequiando en la segunda parte.

El gol tenía que llegar pero estábamos en las mismas: ¿quién le iba a poner el cascabel al gato? ¿quién iba a tener la habilidad y la fe suficientes como para llevar el balón al fondo de las mallas? Pues resulta que al final lo hizo el que más lo había intentado y el que más méritos había hecho para ello.

(www.realmadrid.com)

Al cuarto intento en su cuenta particular, Militao hizo el primer gol y con ello no sólo nos permitió abrir el camino para conseguir la victoria sino que, de rebote, hizo que respirásemos, por fin, algo más tranquilos y aliviados y que también nos supiera mejor la cena que hasta ese momento se nos estaba atragantando. Algunos, fíjate lo que te digo, incluso nos tomamos el postre.

Total, que a pesar de todo, de las dificultades, de las lesiones (“Parte médico del Real Madrid” es ya una de los titulares de noticias que más miedo da leer), del bajo nivel de muchos de los nuestros, del cansancio y de la falta de gol; ahí seguimos: en la lucha por la Liga y a un pasito de llegar a la final de la Champions.

(www.realmadrid.com)

Seguimos vivitos y coleando en las dos competiciones de clubes más importantes y nos hemos ganado por derecho propio a erigirnos en favoritos de ambas. Que luego la cosa saldrá bien, mal o regular … pero, mientras tanto, intentemos disfrutar del camino.

Próxima parada el miércoles en Stamford Bridge contra el Chelsea: partido de vuelta de las semifinales de Champions. Esperemos lo mejor de los nuestros, primero porque se han ganado nuestra confianza y segundo porque, no lo olvidemos, somos el Real Madrid … y eso es muchísimo. Por aquí te lo contaré. Nos leemos.

(www.realmadrid.com)

Categorías:Fútbol

Tagged as: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s