Fútbol

Liga Santander – Jornada 22 – Alavés

marcador.jpg

Goles de Benzema, Vinicius y Mariano.

Lo esperado no sucede, es lo inesperado lo que acontece. Eurípides de Salamina (480 AC-406 AC) Poeta trágico griego

Hola qué tal, cómo estás. Bienvenido a este rinconcito de madridismo. De momento aquí estamos, en calma, a la espera de que lleguen el Tourmalet, el Angliru y el Mortirolo … uno detrás de otro. Mientras llega ese momento bueno es ir chequeando el

Estado de la cuestión

Sabes lo poco que me gusta lanzar las campanas al vuelo. Demasiados disgustos nos hemos llevado ya cómo para estar ahora creyéndonos los amos del mundo y nuestro devenir esta temporada por LaLiga es el mejor ejemplo.

Dicho lo cual, que estamos muy bien y, por lo que se ve, cada vez mejor es un hecho objetivo. El partido de hoy ha sido un compendio de todas esas cosas buenas que estamos comenzando a hacer y que, por lo menos, hombre, algo de ilusión sí que están generando. Vayamos por partes.

Desde este rincón siempre he reclamado que jueguen los que mejor están en cada momento. El entrenador del Real Madrid no puede permitirse la licencia de jugar siempre con los mismos once, doce a lo sumo. Cuando diriges plantillas de este nivel ese es un lujo que no te puedes permitir. Esa racanería a la hora de contar con la totalidad de los jugadores que tienes a tus órdenes no era, no es y no será nunca entendible.

Vinicius

(www.realmadrid.com)

Por tanto, la primera mejoría del equipo ha venido de la mano del entrenador. Solari, por necesidad o convencimiento, pero sobre todo por lo segundo, ha ampliado el abanico de posibles hasta la casi totalidad de la plantilla. Podemos disertar sobre preferencias y gustos, sobre si poner a uno u otro, que si galgos o si podencos; pero nadie le podrá negar que ha conseguido que seamos, muuuuuuuuucho tiempo después, un equipo. Está en su debe que sepamos de la existencia de Reguilón, Odriozola, Ceballos, Llorente o Fede Valverde; que Vinicius ilusione como hacía mucho tiempo que nadie lo hacía, que Keylor no se rinda y que Nacho siga siendo importante.

Si además consigue integrar a Brahim, calmar las ansias de Mariano, recuperar a Vallejo, despertar de su letargo a Asensio y Bale y sumar para la causa a Marcelo e Isco … entonces habrá que hacerle un monumento.

La segunda mejoría general viene de la mano de Sergio Ramos. Se le podrán reprochar muchas cosas, no te lo discuto pero lo que nunca se le podrá negar es que no da la cara. Además sinceramente creo que está, si no en el mejor, si en uno de los mejores momentos de su carrera. Rápido, seguro, bien situado siempre y, lo que es más importante, con mando en plaza. Líder y alma mater del equipo ayer, hoy y siempre.

La tercera razón de la mejoría te la he adelantado antes: Vinicius. No es Pelé, ni Garrincha ni Ronaldo. Pero realiza algo que no veíamos desde hace bastante tiempo: encara al contrario … y la mayoría de veces consigue desembarazarse de él. Cuando consiga calmar un poco su ansiedad cara a portería (como ha hecho hoy en el segundo gol) y esté un poco más cocinado (recuerda que tiene 18 años); estoy seguro de que veremos una versión aún mejor.

Mariano

(www.realmadrid.com)

Otra cosa que nos ha enseñado el partido de hoy es la diferencia entre Benzema y un goleador, un killer del área. Ha sido un error muy frecuente, no me importa reconocerte que yo también lo he cometido, pedir a Karim que fuese lo que no es. Podrá seguir marcando goles, hoy otro más para la buchaca, pero nunca será un depredador del área … entre otras razones porque no lo necesita. Sí que lo es en cambio, o, por lo menos, va camino de ello, Mariano; y el gol que ha marcado hoy es buen ejemplo de ello. Exijamos a cada uno que hagan lo que mejor saben hacer y verás como el equipo lo agradece.

¿Garantiza todo esto que te he contado éxitos futuros? Pues no, evidentemente. Pero lo que creo que sí está claro es que estamos listos y preparados para afrontar con un mínimo de garantías lo que se nos viene encima. Invoquemos a Coppi, Anquetil, Bahamontes, Mercxk, Ocaña o Gimondi y afrontemos los puertos que se nos vienen encima con el respeto que se merecen pero con la seguridad de que no hay, ni muchísimos menos, nada perdido. Hagamos lo posible porque acontezca lo inesperado.

Primer puerto, próximo miércoles el Tourmalet. Que no nos entre la pájara antes de tiempo. Ya te contaré.

La entrada de hoy para el diccionario:

Ilusionarse: hacerse un Vinicius.

Categorías:Fútbol

Tagged as:

2 replies »