Fútbol

Supercopa Europa – Atlético de Madrid

marcador

Aquel que tiene un porqué para vivir se puede enfrentar a todos los “cómos”. Friedrich Nietzsche (1844-1900) Filosofo alemán.

Hola qué tal, cómo estás. Bienvenido una temporada más a este rinconcito de madridismo. Parece que este año vienen curvas y además de las peligrosas. Agárrate bien que comenzamos.

La vida sin tí

Tal y como intuíamos, la vida sin Cristiano, para qué te voy a engañar, es bastante jodida. Ya te dije que lo nuestro con Cris era sexo, no amor. A pesar de ello echarle de menos es lo lógico, estamos hablando de un tío que nos metía 50 goles todas las temporadas. No reconocerlo, aparte de ser de tontos, es negar la realidad y fingir que aquí no ha pasado nada.

No hay nada más difícil que la vida sin ti
Muriendo por tenerte y no poderte encontrarbotella
No hay nada más difícil que la vida sin ti
Fingiendo que no duele sin poderte olvidar

(La vida sin ti, Piso 21)

Visto y entendido el problema, creo que tienes, tenemos, dos opciones: una mala y otra buena. Dejo a tu elección decidir cuál es cuál aunque yo tengo claro cuál es cada una.

Botella medio vacía

Esto es una mierda, esta temporada no nos comemos un colín, Julen no se comerá el turrón, Ronaldo nos hará una peineta desde Turín, los siete sellos se romperán y con cada rotura un nuevo mal se nos revelará: no ficharemos a nadie más, Benzema renovará hasta el 2050, Bale se volverá a lesionar, tanto a Keylor como a Courtois les echarán mal de ojo, a Sergio Ramos le cortarán la cabellera, a Kroos se le olvidará el funcionamiento del metrónomo y Zidane terminará acariciando un gato blanco con su mano derecha mientras, sentado y con risa malvada, contempla el hundimiento del Bernabéu y sueña con plantar un jardín enorme en su lugar.

Así que, nada, ya puedes cerrar el chiringuito y dedicarte a la cría del salmón en Yemen.

Botella medio llena

Vale, hemos perdido un partido, una final europea, cosa que ya no recordaban ni los más viejos del lugar. Sí, lo hemos hecho contra el vecino: se aguanta el tirón en el curre un par de días y san seacabó. Que sí, que hemos perdido al mayor depredador del gol que ha existido en toda la historia de la fútbol: pero, en fin, era algo que tarde o temprano iba a suceder; ya sabes, nada es para siempre. Lo que antes hacía uno solo ahora tendrán que hacerlo entre cinco, y ya está.

Dicho de otra forma: algún fichaje más llegará, la renovación de Benzema ya se verá cuando llegue el momento, Bale va a aguantar toda la temporada y a demostrar todo lo que lleva dentro y que hasta ahora nos ha ido enseñando con cuentagotas, tenemos en casa a dos de los mejores porteros del mundo, Sergio Ramos seguirá aportando fuerza, Kroos seguirá demostrando por qué la tecnología alemana es tan apreciada y Zidane, al igual que Cristiano, se dará cuenta del frío que hace fuera del Madrid.

Veamos por tanto la botella medio llena y confiemos en que, poco a poco, el camino se enderece y lo que ahora nos parecen curvas imposibles de sortear se conviertan cuanto antes en largas rectas de cinco carriles que nos lleven hasta la victoria.

Por cierto, para los que lleváis toda la noche hablándome de flores y tal ….. dichosos vosotros que creéis que todo en esta vida se consigue por obra y gracia de la jardinería. Yo, desde luego, no soy de esos.

Acordaros de felicitar al vecino (si estás leyendo desde la casa del vecino, date por felicitado). Nos leemos el domingo después del primer partido de Liga.

Categorías:Fútbol

Tagged as: