Fútbol

Copa Mundial de la FIFA 2018 – Octavos – Rusia – LA PREVIA

Los que se quejan de la forma como rebota la pelota, son aquellos que no la saben golpear. José Ingenieros (1877-1925) Filósofo y psicólogo argentino.

Cansinos

Hasta hace bien poco pensaba que la más cansina del mundo era esta belleza con forma de gata:

Kira

Pero no, estaba equivocado de cabo a rabo. El espécimen más cansino, el que más del mundo con una inmensa diferencia sobre el segundo clasificado; es el aficionado futbolero español: todo lo sabe, todo lo critica y nada es suficiente para saciar su hambre de puro y constante cabreo. Un cansino en toda su dimensión.

aficionados1

Take a seat
Right over there, sat on the stairs
Stay or leave
The cabinets are bare and I’m unaware
Of just how we got into this mess
Got so aggressive
I know we meant all good intentions

El cansinus futbolerus hispanicus (CFH en sus siglas en latín), está activo todo el año. Dan buena fe de ello bares, estadios, estaciones de metro o tren, facebook, oficinas y grupos de whatsapp.

Pero, aaaaaamigo, cuando llega el turno de la selección, y no te digo nada cuando además es en un Mundial, ahí sí, ahí luce en todo su maravilloso esplendor.

So pull me closer
Why don’t you pull me close
Why don’t you come on over
I can’t just let you go

La secuencia es más o menos la siguiente:

Durante la fase de clasificación lo primero, una vez vista la composición del grupo, es decir que ¡ni de coña! nos vamos a clasificar. ¿el motivo? primero, porque no; segundo, porque tampoco y tercero porque los jugadores solo piensan en sus clubes.

Pero hete aquí que nos clasificamos … y, entonces, ¿qué hace entonces el CFH? quitar méritos. Que si los rivales eran fáciles, que si la suerte, que si hacía calor en Tenerife o que la sidra es diurética. Es igual que el argumento tenga o no sentido: se suelta y punto.

Oh baby
Why don’t you just meet me in the middle
I’m losing my mind just a little
So why don’t you just meet me in the middle
In the middle
Baby
Why don’t you just meet me in the middle
I’m losing my mind just a little
So why don’t you just meet me in the middle
In the middle

Y entonces llega el sorteo de los grupos. Ya antes de comenzar el CFH vuelve a su cansinismo: nos van a tocar los más rivales difíciles, en los peores horarios y en los lugares más remotos.

El sorteo deja rivales difíciles, claro, normal: al fin y al cabo estamos hablando del Mundial, es decir, de las mejores selecciones del planeta Tierra. Pero eso el CFH ya lo sabía con antelación.

Take a step
Back for a minute, into the kitchen
Floors are wet
And taps are still running, dishes are broken
How did we get into this mess
Got so aggressive
I know we meant all good intentions

Llega el momento de que el seleccionador facilite la lista de convocados. Lo adivinas ¿verdad? Al CFH no le gusta nada, pero nada, nada de nada, nada de nada de la nada. Primero, le faltan jugadores del que es su equipo, porque es su equipo el que mejores jugadores tiene, eso no se discute. Y si encima resulta que hay más jugadores del eterno rival que de los suyos, entonces el CFH monta en cólera y vaticina para la selección todos los males habidos y por haber.

So pull me closer
Why don’t you pull me close
Why don’t you come on over
I can’t just let you go

Oh baby
Why don’t you just meet me in the middle
I’m losing my mind just a little
So why don’t you just meet me in the middle
In the middle

Pero, en fin, aunque muy a su pesar, comienza el Mundial. No te entro en muchos detalles porque la secuencia es siempre la misma: somos muy malos, no jugamos a nada y no les vale nadie: ni el mejor guardameta de la Premier ni los mejores centrales de Europa; nadie: ya sea gallego, lagarto, canario, manchego, balear o simplemente un mago. Siempre echa de menos al que no está jugando … hasta que sale a jugar y, automáticamente, pasa a formar parte del grupo de bultos sospechosos.

Looking at you I can’t lie
Just pouring out admission
Regardless my objection
And it’s not about my pride
I need you on my skin just
Come over, pull me in just

Oh baby
Why don’t you just meet me in the middle
I’m losing my mind just a little
So why don’t you just meet me in the middle
In the middle, no no

Y de estas resulta que pasamos como primeros de grupo y que nos tenemos que enfrentar en octavos al anfitrión: ¡¡¡para qué quieres más!!! El CFH revienta de alegría ante lo que se le viene encima: una derrota, la eliminación y la consiguiente y triste vuelta a casa. Triste para todos menos para él. Porque el CFH ya sabía que esto iba a pasar y, lógicamente, estaba preparado para afrontar este momento. Mira que nos avisó … pero no le hicimos caso y ahora, mira, tenemos que agachar la cabeza y darle la razón.

Y, oye, si por lo que sea resulta que ganamos y pasamos a cuartos, no habrá ningún problema porque el CFH volverá al bucle inicial lo que le permite una enorme ventaja sobre los simples mortales: salvo que ganemos el Mundial, resultará que en algún momento nos eliminarán por lo que siempre podrá decir que llevaba razón … porque ya lo había predicho.

Baby
Why don’t you just meet me in the middle, oh yeah
I’m losing my mind just a little
So why don’t you just meet me in the middle, oh
In the middle

Baby
Why don’t you just meet me in the middle, baby
I’m losing my mind just a little
So why don’t you just meet me in the middle, middle
In the middle, middle

¿Quiere decir todo lo anterior que no se puede criticar, que no se puede ser pesimista, que todo debe ser flower power? Pues, mira, no. Ni mucho menos. Pero lo que, en definitiva, quiero reivindicar es el derecho a ilusionarse, a confiar en este grupo y a desear lo mejor.  Tiene que haber un término medio entre verlo todo negro y verlo todo de color de rosa. Ya sabes: The best is yet to come“. Nos leemos el domingo.

 

Categorías:Fútbol

Tagged as: ,

2 replies »