.

LaLiga Santander – Jornada 9 – Eibar

marcadorGoles de Paulo Oliveira (pp), Marco Asensio y Marcelo.

El Padre Carlos

Quizá sea fácil decirlo precisamente hoy, el día después de que recibiera un merecido, y posiblemente algo tardío, homenaje. Aún así te diré que el Padre Carlos  (D. Carlos Juárez Setién, o simplemente “el cura“) ha sido una de las personas que más ha influido en mi vida, en mi forma de afrontarla y en mi forma de ser.

Te diré que siempre que, de una manera u otra, he terminado metiendo la pata, y te puedo decir que a veces la he metido hasta la cadera, ha sido simple y llanamente por no seguir sus consejos y por no haberme hecho una pregunta tan simple como “¿qué habría hecho el Padre en este caso?”

 

Una de las muchas razones por las que creo que es tan querido y tan respetado es que no solo nos enseño a amar, más aún, el fútbol sino que lo hizo siempre desde la sencillez y sin dejar de insistir en esos intangibles tan necesarios antes, ahora y el día de mañana: respetar al contrario, poner pasión en todo lo que haces, ayudar siempre al compañero y no venirse abajo ante las adversidades. 

IMG-20171023-WA0025

Te puedo asegurar que lidiar con un grupo de chavales de nuestra edad (11-14 años) y con las hormonas creciendo a marchas agigantadas, no era fácil. Conseguir que cada tarde-noche de los martes y jueves, lloviera o tronara, hiciese frío o calor, nos juntásemos en los viejos campos de tierra de La Dehesa a entrenar y, lo que es más importante, lograr que le hiciésemos caso, fue un triunfo al alcance de muy pocos.

Inasequible al desaliento, nunca se cansaba de repetirte la cosas, de buscar siempre que mejorases y que lo hicieses mejor. La de veces que me habrá repetido que los penaltis había que tirarlos como Puskas: raso, pegado al poste y lo más fuerte que pudiera … mientras yo me empeñaba enphoto tirarlos a media altura, flojito e intentando engañar al portero. No hace falta que te diga quién de los dos tenía razón. Tampoco hace falta que te diga que ahora, cada vez que veo a alguien tirar un penalti, siempre digo “madre mía, si te viera el Padre Carlos … la que te formaba“.

Recuerdo la noche del jueves después del entrenamiento en que me preguntó qué me parecería jugar de delantero el sábado. Solo acerté a preguntarle que si tan mal portero me consideraba y el hombre, como pudo, no tuvo mas remedio que decirme que yo era bueno, los curas también mienten de vez en cuanto, pero que los otros eran mejores. Lógicamente le hice caso y quedó tan contento que semanas después cuando metí dos goles en Cercedilla me dijo en el autobús de vuelta mientras nos alejábamos bajo una lluvia de piedras (para que luego digan que la violencia en el fútbol base es cosa de ahora) que “menos mal que no me equivoqué contigo“.

Años después intenté llevarle la contraria y volví a la portería, cabezón soy un rato para qué te voy a mentir y además nunca me ha gustado correr más de 5 metros seguidos; y una vez más se demostró que él tenía razón. Y esa es otra características del Padre: que nunca se equivocaba … por lo menos en lo que al fútbol se refería.

Que casi 40 años después, te lo puedas encontrar por la calle y sepa perfectamente quién eres y cómo te llamas no tiene precio … solo puedo decirle que gracias por darnos tanto y perdón por devolverle tan poco. 

IMG-20171021-WA0016

Se me olvidaba: hoy le hemos ganado 3 – 0 al Eibar. El partido, cómo habrás podido comprobar, ha sido muy interesaaaaaaaaaaanteeeeeeeeeeeeee. En línea con los últimos partidos, hemos perdonado goles de todos los colores aunque, novedad, por lo menos hoy no hemos sufrido.

Próxima parada Copa del Rey en Fuenlabrada. Ya te contaré.

Categorías:., Fútbol

Tagged as:

1 reply »

  1. David, la próxima comenta el beso de Eva González a mi paisano Saúl Craviotto … o algo culinario.

    Me gusta