.

Liga Santander 2016-17. Jornada 25 – Las Palmas

 

Goles de Isco y Cristiano Ronaldo (2, uno de penalti) para los nuestros. Los de Las Palmas obra de Tana, Viera (penalti) y Boateng.
Sobre paciencia y límites          

Cuando fuiste martillo no tuviste clemencia, ahora que eres yunque, ten paciencia (refrán popular)

Hola, qué tal, cómo estás. Una vez más, gracias por pasarte por este rinconcito de madridismo.

 

Todo y todos tiene y tenemos un límite. El mío, por ejemplo, cuando salgo de fiesta son 3 gin tonics (de los de siempre, nada que ver con la tontuna de ahora), no estoy más de 30 minutos en la bicicleta estática, no repito más de 5 veces lo mismo (y, ahora que lo pienso, creo que son muchas) y no permito, mejor dicho, procuro no permitir, que la misma persona me tome el pelo más de 2 veces seguidas. Me gustaría no tener un límite cuando me pongo a comer lengua de vaca estofada cocinada por mi amiga Covi o cuando me ponen delante los callos a la madrileña de mi madre …. pero desgraciadamente lo tengo. Eso sí, dependiendo del día y las circunstancias, ese límite lo voy variando, todo hay que decirlo.

Es seguro que tú también tendrás los tuyos. Igual a la tercera vez que te cuentan el mismo chiste ya no te ríes o, a lo mejor, eres de lo que te pones de mala leche nada más comenzar a escuchar una entrevista a XXXXXXXXXX (pon aquí el nombre del político al que tengas “más aprecio”).

Es el público del Bernabéu o, mejor dicho, somos los parroquianos de Chamartín, tradicionalmente poco pacientes. Es lo que tiene estar acostumbrado al Vega Sicila Único 1991 Magnun (D.O. Ribera del Duero), que ya no te vale ni siquiera un Martinet Bru tinto del 2006 (D.O. Priorat) siendo, como es, te lo aseguro, un excelente caldo.

Esta exigencia (que al fin y cabo también es un límite) no todos los jugadores son capaces de soportarla. De ahí que extraordinarios jugadores hayan tenido que abandonar el club por la puerta de atrás. Ejemplos hay unos pocos y seguro que tú también tienes bastantes que llevarte a la boca.

Dicho lo cual, me pregunto dónde está el límite de Zidane a la hora de tomar decisiones sobre el equipo. Luego volveremos a ésto.

Vamos mientras tanto con la paciencia.

La paciencia hace referencia a la capacidad que tiene una persona para soportar o tolerar algo sin perder los nervios. De esta forma un sujeto con paciencia es aquel que no suele alterarse; también permite nombrar a la facultad de saber esperar algo, la capacidad para hacer cosas con minuciosidad o con la lentitud necesaria para llevar a cabo una tarea. En definitiva, se asocia con la calma o la paz.

Y, oye, qué quieres que te diga pero el comienzo del partido ha puesto a prueba toda mi paciencia. Que quien dice el principio del partido, dice los primeros 60 minutos, es decir, hasta el gol de Boateng que hacía el 1 – 3. Porque, de verdad, ha sido desesperante ver como los jugadores de Las Palmas se pasaban el balón sin que fuésemos capaces siquiera de hacer una triste falta y, cuando conseguíamos recuperar la pelota (normalmente por fallos del contrario), no sabíamos qué hacer con ella. Ritmo cansino que bordeaba peligrosamente los límites de la consciencia como cuando, después de apretarte una fabada regada con sidra asgaya, a duras penas intentas seguir la tertulia que se forma alrededor de un café y un chupito de Ruavieja, cuando lo que realmente quieres es echarte una siesta que acabe saliendo en el Guinness.

Por eso no acabo de entender al míster. O bien tiene una paciencia a prueba de bombas o tiene un límite y un aguante que traspasan la vía láctea. Tiene que recurrir urgentemente a los electroshocks, tiene que inyectar electricidad y vida en el equipo. Hay que salir despiertos desde el mismo momento en que comienza el calentamiento y, sobre todo, debe dar descanso YA a varios jugadores: Kroos, Marcelo, Ronaldo (a pesar de los goles de hoy) y Sergio Ramos principalmente. Hoy no tengo ganas de hablar de Keylor y mucho menos de Bale (madre mía Gareth, madre mía).

Y una última reflexión gracias a mi otro yo del basket: no puedes fiarlo todo a la remontada en el último momento si no tienes en tu equipo a Sergio Llull. Es matemática pura.

Y esto ha sido todo. Disgusto por lo que ha sido que dudará hasta dentro de un rato. Próxima parada, el sábado a las 16:15 en Eibar. Me preocupa la hora … tan de siesta. En fin, ya te contaré.

Te dejo con la ficha del partido.

(www.realmadrid.com)

 

Categorías:.

Tagged as: , ,

2 replies »