.

Euroliga 2016-17 – Partido 8 – FC Barcelona

El gustómetro         


Hola, qué tal, cómo estás. Una vez más, gracias por la visita.  

Antes que nada, permíteme que frene un poco la euforia que seguro tienes encima. Estamos en la fase regular lo que quiere decir que lo importante es ganar el partido ya sea de 1 punto o de 50. Eso sí, no te lo niego, ganar en el Palau de 39 puntos da un gustitoooo.

Te recuerdo que de nada vale poner el tapón del año si en vez de seguir la jugada te quedas mirando desafiante a la grada y el contrario que está más atento termina enchufando 2 puntos. Ahora que …. ver los 3 gorros que ha puesto Randolph en el partido, oye, da un gustooooooooo.    Disfrútalos en este vídeo


No seré yo el que niegue que hay veces que Rudy se precipita y que hay ocasiones en las que intenta hacer la jugada del año. Ahora bien, verle en una misma jugada tirar, fallar, coger el rebote, fallar de nuevo, que el nuevo rebote lo coja Randolph, se la devuelva y la enchufe de 3 …. madre mía, que gustito da oye. 

(www.euroleague.net)

Y, sí, llevas razón, de vez en cuando al bueno de Doncic pues se le notan los 17 años que tiene, es decir, la falta de experiencia; pero cuando ves que nada más empezar el partido, el primer tiro que hace lo lanza desde su casa y anota los 3 primeros puntos … tienes que saltar del sofá del propio gustazo.

Vaaaale, te lo reconozco, Nocioni muchas veces se pasa de frenada pero cuando ves a un tío con 36 años (37 el día 30 de este mes) sacar el orgullo y tirar para adelante, buuuuf, te entra un gustirrinín que te deja con una sonrisa que ya no se te borra en toda la noche.

Claro que 36 años también tiene D. Felipe Reyes Cabanas, pero si te fijas puedes comprobar que tiene la ilusión y las ganas de un chaval de 17 con la experiencia de un tío de 50. Y eso, quieras o no, sube el contador del gusto al 100. 

Entonces, cuando ya estás desatado, llegan Draper, Ayón, Maciulis y Hunter (que es capaz incluso de salir botando en contrataque) para poner la calma. Y, lejos de tranquilizarte, te pones tan contento que le vuelves a dar otro subidón al contador del gustirrinín. 

Pero no se vayan todavía que aún hay más. Ves a Carroll correr de lado a lado de la cancha buscándose un hueco (inciso: no se me ocurre otra palabra más fea que carretón), consigue hacerse con unos milímetros, recibe la pelota, crees que después de las carreras que se ha dado ya no va a poder ni levantarse y lo que ocurre es que se levanta, clava otro triple y las carcajadas de felicidad se oyen en todo el vecindario.

Pero aaaamigo, la felicidad no es completa hasta que Sergio Llull se pone a hacer de las suyas y entonces sí, entonces el gustómetro se dispara hasta el infinito y más allá.

Pues bueno, ni más ni menos ésto ha sido lo que ha pasado hoy en Barcelona. Hasta tal punto ha sido la exhibición que no se ha notado que Ayón no ha metido ni un punto y que Taylor haya jugado más de 5 minutos. Y encima, de rebote, Llull ha podido descansar casi la mitad del partido incluido el último cuarto entero y, aún así, ha sido el máximo anotador del equipo. Hora era ya de que este hombre (¿o mejor le llamo extraterrestre?) pudiera descansar un poco porque, como te he comentado en otras ocasiones, al ritmo que llevaba veía casi imposible que pudiera aguantar mucho.

No quiero destacar a ningún jugador en concreto. Hoy, más que nunca, hemos sido un equipo

(@RMBaloncesto)

Y hasta aquí puedo leer. La experiencia nos dice que partidos cómo éste vamos a ver pocos así que disfrutemos lo vivido pero, una vez que pase la euforia, procuremos pasar página rápidamente y centrarnos en el próximo compromiso para así hacer que la victoria de hoy valga aún más la pena.

Ahora que, te lo reconozco, he disfrutado más del partido que un marrano en un charco. Ha sido algo tal que así: 


Y nada más. Te dejo con el resto de estadísticas del partido. Próxima parada, Liga Endesa en Gran Canaria el domingo a las 18:30 horas. Gracias otra vez por pasarte.

(www.euroleague.net)


Categorías:.

Tagged as: