.

Supercopa de Europa 2016

Hasta el final, vamos REAL!!!!!!

Hola, qué tal. ¿cómo te va?

En primer lugar, gracias por pasarte de nuevo por este rinconcito. Vuelvo con las pilas cargadas y dispuesto a afrontar una nueva temporada que se promete otra vez muy, muy interesante y optimista para todos los madridistas. 

Centrémonos y vayamos al lío.

Qué te voy a contar que ya no sepas: Ya está aquí la tercera Supercopa de Europa. 3-2 al Sevilla, con goles de Asensio (mejor sería decir golazo), de Ramos (otra vez el minuto 93) y de Carvajal (otro golazo, para qué nos vamos a engañar).

Muy bien el Sevilla hasta que ya no pudo más, flojito el Madrid que solo espabiló cuando entró Modric, otra vez el famoso minuto 93 y un gol en el minuto 119 que evitó los siempre caprichosos penalties. 

Y hasta aquí lo “habitual” que, con mayor o menor enjundia, encontrarás en todas las crónicas que puedas leer en los medios.

Voy a intentar darte algo más.

Comenzaré por la alineación. Muy bien Zidane poniendo a los que mejor están y, de paso, premiando a los que se lo han currado. 

Nombres propios:

Marco Asensio: enorme su primera 1/2 hora coincidiendo con un espectacular golazo. A partir de aquí, muy intermitente, aunque siempre dejando gotas de calidad. Esperanzador comienzo y más con cosas cómo esta:


Sergio Ramos: me desespera y mucho. Capaz de lo peor cometiendo un penalti absurdo e innecesario y mostrándose lento en algunos cortes (ya le ocurría la temporada pasada, es decir, que estemos al principio no es escusa). Eso sí, las cosas como son, cuando la cosa se pone cuesta arriba, es el que tira de galones, mantiene a flote al equipo y marca el gol decisivo. Lo de este hombre con el minuto 93 comienza a ser de psiquiatra … pero para los contrarios, claro


Carvajal: un ejemplo claro de colocación, constancia, inteligencia, fuerza y calidad, mucha calidad. Y, para muestra, un botón:


James: lo de este jugador me duele especialmente. Tiene calidad de sobra para ser titular indiscutible pero, vaya usted a saber por qué, parece que no le da la gana serlo. Que no haya sido titular en un equipo que tenía tantas bajas, habla muy mal de él y, a la vez, muy bien de Zidane. Mucho me temo que va a terminar yéndose. Si así fuere, que sepas, querido James, que habrá sido única y exclusivamente por culpa tuya y de nadie más.

La Historia: la palabra más repetida entre mis amigos en la noche de hoy ha sido (ha vuelto a ser) “suerte“, acompañada de los más dispares comentarios (“flor en el culo” también ha sido muy utilizado).

Yo, sinceramente, creo que se puede tener suerte una vez, dos y, si me apuras, hasta tres. Pero cuando algo se repite indefectiblemente una y otra vez, qué quieres que te diga, tiene que haber algo más. 

Llámalo experiencia, convicción, genética, certeza, convencimiento y/o seguridad. Lo relevante es que con unos u otros jugadores, entrenadores, presidentes, etc. etc. etc.; la Historia se repite una y otra vez. 

Todos los equipos de fútbol del mundo saben (o, mejor dicho, deberían saber) que al Real Madrid no se le puede perdonar. Que cuando lo tienes encerrado en una habitación a oscuras, hay que cerrar bien la puerta con siete llaves para que no pueda salir y, si es posible, tirarlas todas al río. 

Por qué no lo hacen, es otro misterio más del Universo. Ha sido éste el fallo del Sevilla, no rematar la faena y creer que todo estaba ya hecho. Y no será porque no estaba avisado. 
En fin. Otro título más ganado con mucho sufrimiento. Igual algún día deberíamos plantearnos ganar de forma más contundente y sin sufrir tanto, más que nada por la salud de nuestros corazones; pero, ya sabes, ES LO QUE HAY. 

De nuevo gracias por pasarte por aquí. Espero verte más veces … que la temporada va a ser muuuuy larga.

Un abrazo.


Categorías:.

Tagged as: