.

Y llegó la DUODÉCIMA!!!!!!

La FELICIDAD y otras cosas importantes         ___


La felicidad es un artículo maravilloso: cuanto más se da, más le queda a uno (Blaise Pascal, filósofo francés)


Hola, qué tal, cómo estás. Hoy también más que nunca gracias por pasarte por este rinconcito de madridismo. Porque no sé si te habrás dado cuenta pero 

¡¡¡¡¡¡La DUODÉCIMA ya está aquí!!!!!!

Me he puesto un poco filosófico por lo que, por favor, déjame que te hable de la felicidad: vamos detrás de ella constantemente para conseguir alcanzarla, pero ¿qué es realmente?

En la infancia, inocentes como somos, buscamos la felicidad en las pequeñas cosas del día a día, la mayoría de las veces sin intender por qué algo nos hace felices y confundiendo ser feliz con estar alegre. 

Cuando era pequeño recuerdo ponerme muy contento cada vez que mi abuelo materno venía a buscarme al colegio. Lo veía en la puerta charlando con D. Isolino y salía corriendo a darle un abrazo. Ese era mi momento de felicidad.

Otro momento de felicidad llegaba con el recreo cuando salías al patio y veías al paste bajar la bandeja de bollos de su Citroen Dyane 6. Lástima de cámara que hubiera inmortalizado nuestras caras.

Pero vamos creciendo y nuestros gustos van cambiando. Ya no tiramos tanto de la familia y ahora los que parten el bacalao son los amigos. Y te vas encontrando con gente que merece mucho la pena, personas que, casi sin quererlo y por el simple hecho de compartir su tiempo y sus vivencias contigo, también te provocan grandes momentos de felicidad.

Recuerdo grandes momentos con el padre Carlos, con Paco y Modesto, la semana que pasé con Iñaki en su pueblo, las escapadas al árbol cueva o las mañanas de domingo jugando al pin pon con mi hermano en la sala de juegos que teníamos debajo de casa.

Pero sigues creciendo y te vas dando cuenta de que la vida no es todo jaja y jiji. Comienzan las preocupaciones y las dificultades ya en serio. Y vas viendo como te equivocas, y aciertas, y te vuelves a equivocar, y vuelves a  acertar, y te caes, y te levantas … y así un día tras otro en un bucle sin fin. En esta época los momentos de felicidad no suelen ser muchos, la verdad sea dicha. Por eso cuando te llega alguno lo disfrutas como si no hubiera un mañana.

Recuerdo el nacimiento de mis hijas, los dos con algo de angustia pero ambos como momentos sublimes cargados de fuerza vital y felicidad inigualable.

Puede suceder incluso que vivas momentos de felicidad sin ser consciente de ello y darte cuenta pasados muchos años.

Recuerdo cuando conocí a Mayte (gracias otra vez, Fuensi) sin saber que acababa de conocer al ser humano más maravilloso sobre la faz de la tierra (tú me completas que lo sepas). Pero claro no fui consciente de ello hasta pasado un tiempo …. poco, la verdad, porque enseguida me dí cuenta.

Con la edad vamos cambiando la felicidad propia por la ajena ya que somos felices en tanto y en cuanto veamos felices a los demás: hijas, familia, amigos ……. su felicidad es la nuestra. Esto es un arma de doble filo porque también hacemos nuestras sus desdichas.

El summum se alcanzará cuando, llegada la hora de partir, puedas echar la vista atrás y puedas decir sin temor a equivocarte que has sido feliz la mayor parte del tiempo. Entonces podrás irte disfrutando de un último momento de felicidad.

Igual, llegados a este punto, te estarås preguntando: ¿a qué ha venido este rollo, esta chapa y este irse por las ramas?

Antes de que te pongas a buscar vídeos de gatitos haciendo cosas graciosas, déjame que te lo explique.

Todo lo que te he contado antes son momentos de felicidad en la vida de una persona. Momentos que recuerdas con el paso de los años y que están íntimamente ligados a tus vivencias vitales, es decir, a aquellas vivencias que han hecho de ti la persona que eres ahora.

Pero hay otras vivencias más, digamos, mundanas que también nos ayudan a ser quienes somos. Y entre ellas, sin duda alguna, está el fútbol y, más allá, nuestro querido y amado Real Madrid.

Recuerdo cuando mi padre, otro futbolero de tomo y lomo, cuando me veía cabreado después de una derrota de los nuestros (que según cuentan los libros parece ser que han existido), me decía que no me preocupara porque se me iría pasando con la edad. Pues se equivocó: no solo no se me ha pasado sino que ha ido aumentando con los años.

Por eso te puedo decir que ahora mismo soy una persona inmensamente feliz y que solo deseo que tú también lo estés siendo porque, oye, qué quieres que te diga, no se gana una champions todos los días …. a lo sumo una vez al año.

Y es que hay cosas que solo el Real Madrid es capaz de hacer y eso es algo que ni nuestro más acérrimo enemigo puede negar. Hoy no solo hemos ganado la duodécima sino que hemos sido los primeros, otra vez más, en ganar dos champions seguidas.

Disfruta de este momento y guárdalo en tu memoria para cuando vengan mal dadas …. si es que tienes memoria para guardar algo durante muuuucho tiempo.


UN ABRAZO AMIG@ MADRIDISTA!!!!!!

 

Categorías:.

Tagged as: , ,

2 replies »